top of page
Buscar
  • Foto del escritor Viajeras Boricuas

5 Beneficios de viajar “Carry-On”

Actualizado: 17 nov 2021

Desde la primera vez que perdí una maleta para siempre, porque nunca apareció, aprendí a jamás facturar una maleta por la cabina de avión. Con eso, también, tuve que aprender a viajar ligera de equipaje, hacer una maleta inteligente y llevar justo lo necesario para mi “Carry-On”.


Llevo, posiblemente, más de 15 años viajando únicamente con equipaje de mano.


Y a través de estos años he ganado la experiencia para confirmarles las múltiples ventajas de hacerlo, hoy compartiré con ustedes algunas de ellas.



1. Menos gastos: Como deben saber la mayoría de las líneas aéreas cobran por facturar tu maleta. Los costos comienzan desde $35.00 dólares por persona, por cada trayecto, incluso a veces puede llegar a ser mucho más. Usualmente los boletos ya incluyen el costo de una maleta "Carry-On" ademas del un "personal item". Por otro lado, llevar equipaje de mano evita que compres cosas demás en tu viaje, ya que tienes un espacio limitado. Te ayuda a ser juiciosa en tus gastos, por lo tanto, no tendrás que pagar cargos extras por peso adicional, cargos adicionales que a veces son hasta ofensivos.


2. Tranquilidad: La sola imagen de estar parada frente a la correa del equipaje, mirar y mirar, esperar y esperar a ver si mi maleta sale... ya me da una ansiedad terrible de solo escribirlo. Tener tu equipaje contigo brinda la tranquilidad de que llegarás al destino sin tener ese estrés adicional de esperar por tu maleta y rogar que llegue. Dicho eso, vamos a otro súper beneficio…


3. Ahorras Tiempo: Si eres como yo, que casi sales corriendo del avión porque no quieres perder un minuto de tu viaje, este es otro gran beneficio. Llegar con tu "Carry-On" te ahorra el tiempo de espera en la correa de equipaje en el aeropuerto. Primero, hay que esperar qué saquen tooooodo el equipaje del avión, luego los mozos de equipaje van con unos carritos de lo más campantes y sin prisa llevando tu maleta a la correa indicada. Luego de un rato más, escuchar que suene la "chicharra" y una mirar para todos lados a ver si es el equipaje que pertenece a nuestro vuelo. Acto seguido, esperamos como el desfile de maletas de todo tipo de colores y tamaños van catapultando desde un boquete que las lanza sin compasión a la correa. Es allí donde todos los pasajeros miran con ojos de niños (y dedos cruzados) que una de esas maletas sea la suya y ruegan que no sea la última en salir. Ya sabes que, si no corres con la buena fortuna de recibir tu maleta, eso es otro 'tostón' que tendrás que resolver haciendo una fila en el "baggage claim" y llenar un sin número de papeles para reclamar tu maleta. ¡Luego llegarás a tu hotel y todos los días tendrás la tensión de esperar si alguien de la aerolínea te contactó, si te la traen al hotel o si finalmente tendrás que buscarla al aeropuerto, o, peor aún, enterarte de que uno de los empleados cometió un error y te envío la maleta a darle la vuelta al mundo ¡UYYYY! ¡De imaginarlo nada más se me paran los pelos! Todo esto se puede evitar llevando un equipaje de mano.



4. Evitar Filas: Otra gran ventaja y de las que más me gustan: hago mi “check-in” 24 horas antes para obtener mi pase de abordaje ¡y listo! voy directo a seguridad. Con llevar equipaje de mano me evito de un tirón estar haciendo largas filas en los mostradores de los aeropuertos para tener que facturar mi maleta.


Recuerdo una vez cuando visité Atenas y tomé un avión hacia Santorini. Era plena temporada alta y la fila para el “check-in” de Aegean Airlines era tan larga como la de Costco cuando anuncian huracán. El vuelo estaba sobre vendido, había gente con maletones, en fin, una escena de terror. No obstante, mi “Carry-On” y yo pasamos como “Pedro por su casa” directo a seguridad y voilá, cero filas. De hecho, luego me enteré de que mucha gente no llegó a abordar el avión debido a las demoras en las filas para el registro de maletas en el “check-in”.


5. Libertad de ser práctica: Estoy segura de que todas hemos tenido la experiencia de llevar una maleta grande y no haber usado ni la mitad de la ropa que llevamos. Viajar “Carry-On” nos ayuda a ser asertivas y llevar justo lo necesario. Llevar menos, es liberador. Siempre aconsejo estudiar bien el destino, cotejar las temperaturas, eso ayudará mucho a que puedan elegir sabiamente qué piezas de ropa deben llevar. En el peor de los casos que necesites algo, recuerda que es muy posible que en el destino lo encuentres también.


En fin, amigas viajeras, mi experiencia no solo me ha enseñado esto que comparto con ustedes, sino que, también, lo he vivido.


Comprendo que no todas son partidarias de viajar “Carry-On” y hay otras que coquetean con la idea, pero no tienen una estructura muy clara de cómo preparar lo que yo llamo una maleta inteligente. Pero no se preocupen, en un próximo artículo les voy a enseñar algunos de mis “tips” para poder lograrlo.


Me despido por ahora, no sin antes dejarles saber que me encantaría leer sus comentarios. Si alguna es como yo, una viajera “Carry-On”, quiero invitarlas a que compartan algunas recomendaciones.


- Adriana Rodríguez

Presidenta Hectours

2943 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page