top of page
Buscar
  • Foto del escritor Viajeras Boricuas

5 consejos antes de escoger tu próxima vacación.

Actualizado: 17 nov 2021



Las redes sociales juegan un rol dinámico en nuestras vidas y más si de mercadeo se trata. Constantemente recibimos continuas promociones de empresas y productos a la venta que de alguna manera u otra podrían ser de nuestro interés. Lo mismo pasa con los destinos, mientras le damos "scroll-down" a Instagram o Facebook de repente aparece un paraíso fotográfico de algún lugar hermoso en el mundo que posiblemente desconocíamos y que ahora ha despertado nuestro interés. Inmediatamente hacemos un "search" en Google y leemos todo sobre ese lugar, pero aun así, un millón de otras dudas surgen. Si bien el internet es una gran herramienta para la investigación y un gran recurso para los curiosos, no podemos descartar que también se preste para abrumarnos con tanta información y hasta confundirnos.

Como agente de viajes he visto llegar a mi oficina personas que ya saben el viaje que desean cumplir y comparten conmigo el trabajo investigativo que realizaron sobre el destino. Me muestran fotos y videos de lo que vieron, me comentan sobre algún artículo que leyeron sobre el lugar y me hablan puntualmente de lo que ya estudiaron a través de “ Google” . Me cuentan lo que desean hacer, vivir y experimentar en el sonado lugar. No obstante, una vez me plantean su idea, la ejecución y la realización es otro cantar, a eso le llamamos el “reality check”. Para eso estamos nosotros, los artífices de aventuras por el mundo. A través de nuestras experiencias y conocimiento en herramientas de viajes y destinos, vamos moldeando poco a poco la arcilla de ese “bucket list trip.”

Es por esto que deseo compartir con ustedes algunos consejos para considerar antes de elegir el próximo destino.

1ro: Saber el propósito del viaje.


Una de las preguntas que nos debemos hacer antes de elegir nuestro destino es, ¿cuál es el propósito de este viaje? Esta pregunta nos ayudará a guiarte en un principio hacia dónde debes enfocar la atención para poder hacer una elección acertada. Hay viajes en donde necesitas desconectar, relajarte disfrutando de la naturaleza y salir del bullicio cotidiano. Hay otros viajes donde el llamado puede ser cultural o porque simplemente te interesa algo en particular de ese país, por ejemplo, visitar algún museo, ir a ver algún concierto u obra teatral, relajarte en alguna librería o en un café haciendo un poco de “people watching”. Hay otros viajes por los que nos inclinamos hacia la gastronomía, tener la experiencia de tomar clases de confeccionar pasta en Italia y degustar vinos.



Viajar a Perú y presenciar una de las ferias gastronómicas más grandes e importantes en el mundo como la que se celebra usualmente en septiembre, Mistura. En esta feria se dan cita los mejores chefs del mundo, es una gran oportunidad para tomar talleres con ellos por ejemplo y degustar lo mejor de la comida y bebida peruana. La naturaleza por otro lado es un enfoque que se pone cada vez más de moda.



Hacer un “ trekking” por el Glaciar Perito Moreno en Calafate Argentina, compartir una tarde entre los pingüinos de Ushuaia o “kayakear” por el Lago Nahuel Huapi en Bariloche o pasar algunos días en el salar de Uyuni en Bolivia, alojandose en el Palacio de Sal. Hacer un breve bosquejo te ayudará muchísimo a definir qué experiencia puntual estás buscando.

2do: Tiempo de viaje vs días disponibles para las vacaciones.


Es importante estudiar el destino y cuánto tiempo nos tomaría llegar en contraste con los días que tenemos disponibles. Si contamos por ejemplo con solo un fin de semana lo ideal es elegir algún lugar que nos tome un máximo de 4 horas de vuelo. Hay destinos que por su lejanía toma días llegar y es posible que no valga la pena invertir en un viaje donde el tiempo de disfrute se vea limitado por las horas de llegada y regreso.

3ro: ¿Con cuánto dinero cuento para estas vacaciones?



En el presupuesto debemos incluir aparte del vuelo y hospedaje, cuánto estimamos invertir en excursiones, comidas o souvenirs. Siempre recomiendo que estudien la moneda del país a visitar y hacer algún tipo de investigación sobre un promedio de los costos de cena y almuerzos en los restaurantes de las ciudades a visitar. A veces nos puede alarmar el hecho que viajemos a un país donde la moneda sea mucho más fuerte que el dólar y eso nos desanime. No obstante, puede pasar que en ese lugar el costo de vida sea económico y no nos veamos tan impactadas con el cambio de moneda. Por mencionar un ejemplo me pasó en Madrid, cuando cambié de dólares a euros automáticamente perdía casi 25 centavos por cada dólar cambiado a Euros.


Estando en Madrid descubrí que la mayoría de restaurantes contaban con un menú del día que incluía: bebida (podía ser cerveza o vino) , aperitivo, pan, plato principal y postre por algunos 10 a 12 euros. Haciendo el ajuste de cambio a dólar ese almuerzo o cena me salía aproximadamente en unos 12 a 15 dólares y los platos eran sumamente generosos, por lo tanto una cosa compensaba la otra. Lo mismo sucede en otras ciudades y países. Luego les compartiré algunos consejos de cómo estirar esas monedas como el euro, las libras esterlinas y otras más.

4to: Estudiar el clima del país antes de elegirlo.


Muchas veces compramos pasajes muy económicos o alguna oferta hotelera, pero al llegar nos damos cuenta de que el clima es implacable y que precisamente es por lo que resultó ser muy económico. El clima también afecta las actividades en el lugar que elegimos, por ejemplo, quizá la mayoría de las excursiones no se ofrecen por seguridad ante fuertes lluvias, vientos o tormentas de nieve. Hay otros destinos que cierran parcialmente por ejemplo en invierno y aunque podemos visitarlos, realmente nos toparemos con “ciudades fantasmas”.

5to: ¿Qué tipo de viaje deseas experimentar?


Y aquí nos adentramos nuevamente en hacer una pequeña introspección. Si deseamos un viaje donde nos queremos dejar llevar por la experiencia y no atarnos a itinerarios, comer en puestos callejeros e inventar día a día. ¿Prefieres tener todo establecido y reservado?



Si lo que buscamos es viajar con comodidad es importante llevar todo organizado y no dar espacio a la improvisación. De esta manera aprovechas cada minuto en el destino. Hoy día en este último punto debo enfatizar que debido a la pandemia, nuestra manera de viajar ha cambiado y seguirá cambiando. Si bien podemos tener un viaje que no esté todo el tiempo atado a un itinerario, sí hay que recalcar que hoy día hay que llevar todo reservado, incluso las reservaciones para comer en restaurantes. Aún muchos países tienen toques de queda. Por otro lado, atracciones como museos, actividades o excursiones solo están aceptando un número reducido de personas. Esta modalidad es posible que haya llegado para quedarse.


Los lugares abarrotados de personas y las largas filas de pie por horas para poder entrar a algún lugar lo estaremos viendo cada vez menos. Por lo tanto, es importante llevar todo reservado con tiempo de antelación.

En algún lugar leí que los viajes se viven tres veces: al soñarlo, al vivirlo y al recordarlo. Yo agregaría que también se viven al planificarlos, es por esto que recomiendo que la planificación se haga con tiempo y bien pensada. Al final, viajar es uno de los mejores regalos que podemos hacer y merece la pena el tiempo invertido en su organización.

Y pendientes que pronto les estaré compartiendo algunos “tips” sobre cómo ahorrar para viajar y cómo sacarle provecho al dinero que llevamos para gastar en nuestras aventuras.


- Adriana Rodríguez

Presidenta Hectours

1067 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page